Seleccionar página

¡Hola! Somos Pilar Ramírez y Javier Zapata, los fundadores de Instituto Motiva.

Mil gracias por visitar nuestra web, nuestra casa y de ahora en adelante, también la tuya.

 

Nuestra misión es ayudar a personas como tú, que quieren mejorar su vida, sentirse más plenas y más felices y ofrecerte la formación, la inspiración y la motivación necesarias para que afrontes ese viaje hacia la vida que deseas con las mejores herramientas.

Instituto Motiva nace de dos historias. Dos historias personales que se unen en una sola para cumplir un propósito de vida. No es posible entender Instituto Motiva sin conocer nuestras propias historias personales.

¿QUIERES CONOCER NUESTRAS HISTORIAS?

LA HISTORIA DE PILAR

Antes, cuando me preguntaban, ¿quién es Pilar? Enseguida me salían un montón de etiquetas profesionales y personales.

Ahora cuando me hacen esta pregunta, me resulta muy difícil responder.

Voy a empezar hablando de mi a nivel personal.

Desde pequeñita me ha motivado y fascinado encontrar sentido a las cosas. Mis padres que son empresarios me inculcaron el gusanillo del emprendimiento desde pequeña.

Soy extrovertida, alegre, fuerte, auténtica y pongo pasión en todo aquello que hago. Siempre he destacado en todas las facetas de mi vida por ser una persona muy resolutiva. Y lo que más me gusta es pasar tiempo con mi familia a la que adoro.

En cuanto al tema profesional, soy Licenciada en Economía y he pasado más de 17 años trabajando en multinacionales, siempre en puestos de responsabilidad, dirigiendo equipos.

Durante este tiempo también monté un negocio de agente de la propiedad inmobiliaria. Aunque no funcionó (está claro que aún no estaba preparada para iniciar el viaje del emprendimiento).

Me he formado como Coach, y soy experta en PNL, procesos de cambio, autoestima y motivación de equipos.

¿Sabes por qué decidí formarme como Coach?

En 2013 salí de mi zona de confort, mejor dicho, me obligaron a salir de ella, porque después de más de 15 años en mi empresa, hubo una reestructuración y me despidieron.

Este fue el detonante que hizo que mi vida se tambalease, en todos sus sentidos. Tanto profesional como personalmente.

Pero te digo una cosa, fue lo mejor que me podía haber pasado. Aunque en aquel momento me pareció una gran desgracia…

Hacía tiempo que no me sentía bien, y no entendía muy bien cual era el motivo. A pesar de tener todo, lo que se supone que debes tener a cierta edad: familia, un buen trabajo, estabilidad económica… Yo no era feliz.

Creo que todos tenemos la libertad y responsabilidad de decidir cómo queremos vivir nuestra vida.

Aunque muchas veces lo que hacemos es poner el piloto automático y hacer aquello que se espera de nosotros, sin pararnos a pensar que es lo que realmente queremos.

Ante esta situación, tenía dos opciones, estar lamentándome, sintiéndome una víctima por lo que me había pasado o cambiar el rumbo de mi vida en todos los sentidos.

Así que me cansé de conformarme y decidí que era mi hora y me atreví a cambiar .Inicié un camino de búsqueda, en el que mi objetivo era encontrar un medio para ofrecer a los demás lo mejor de mí.

Decidí reinventarme a todos los niveles.

Empecé el coaching a ciegas. Sin saber a dónde me llevaría y llena de dudas. Hoy puedo decir, que me ha llevado a vivir la vida que realmente quiero y que me hace inmensamente feliz.

En este viaje encontré a Javier, el mejor compañero de viaje que podría encontrar. Con el comparto, la misma filosofía de vida, los mismos valores. Y es como le digo a él, el final de mi hijo rojo (si no conoces la leyenda del hilo rojo la puedes leer en nuestro blog).

Y gracias a todo esto nació nuestro primer proyecto: Smart2Coach y nuestra nueva vida.

Nuestra empresa, nuestro proyecto, ha sido el mayor aprendizaje que he tenido en mi vida. Me he sentido muy satisfecha al ayudar a través de nuestra experiencia y nuestros conocimientos a personas que se encontraban en la misma situación que nosotros a seguir adelante y a luchar por sus sueños.

Y a la vez aprender por el camino de todas las personas con las que hemos compartido, días de formación, de sesiones individuales, de talleres. Les estoy inmensamente agradecida.

Y si nosotros hemos podido, tú también puedes.

LA HISTORIA DE JAVIER

Siempre he sido una persona curiosa. Y esa curiosidad me ha llevado a aprender cosas nuevas constantemente. Para mi, el aprendizaje es la mejor forma de evolucionar como persona.

Por esa razón no me voy a la cama ningún día sin aprender algo nuevo.

De pequeño me dedicaba a destrozar todos los juguetes para ver cómo funcionaban por dentro. Tenía a mis padres desesperados.

Me encanta viajar. He estado en 11 países de cuatro continentes y en todos ellos he aprendido algo.

Cuando viajas, sales de tu zona de confort y te nutres de otras culturas, de formas diferentes de ver la vida. Todo es aprendizaje y experiencia.

Llegó un momento en que tenía todo lo que se suponía que debía tener. Lo que la sociedad me había dicho que necesitaba para ser feliz.

Había adquirido el paquete completo: estudios universitarios, un buen trabajo en una gran empresa (trabajaba como Responsable de Formación), buena situación económica, una hipoteca… ¿te suena?

Sin embargo, no me sentía feliz ni mucho menos. Más bien al contrario. Y no sabía muy bien porqué. Quería cambiar mi vida, pero no sabía ni por dónde empezar.

En esa búsqueda lancé, de forma paralela a mi trabajo, dos proyectos online. Uno relacionado con el mundo de la tecnología móvil y otro en torno a la nutrición y los hábitos saludables.

¿Qué hace un Licenciado en Economía metido en el mundo de la tecnología móvil y la nutrición? Es lo que te contaba antes, soy una persona muy curiosa…

El caso es que ambos negocios fracasaron por distintas causas pero me aportaron un gran aprendizaje. En aquellos momentos no era consciente de ello.

Me sentía desesperado. No sabía hacia donde dirigir mi vida. No soportaba mi trabajo ni me veía haciendo lo mismo otros veinte años más.

Y es que no estaba mirando en la dirección correcta. Estaba buscando fuera lo que tenía que encontrar dentro. Suena a tópico pero en realidad es así.

Entonces deje de mirar hacia fuera y decidí mirar hacia dentro. Y todo empezó a cambiar.

Primero lo hice a través de un proceso de coaching que me ayudó a conectar conmigo mismo. A conocerme mejor y a conectar con mi esencia. Descubrí mi propósito. No estaba haciendo con mi vida lo que realmente quería.

Y entonces mi camino se cruzó con el de Pilar. Encontré una persona que compartía las mismas inquietudes que yo y que además tenía el mismo propósito.

Encontré al amor de mi vida, la persona que me complementa en todos los aspectos y con quien descubrí el amor verdadero. Todo empezó a tener sentido.

Juntos iniciamos un camino de superación personal y nos formamos con los mayores expertos en desarrollo personal. Mi vida cambió totalmente.

Y de este cambio surgió Smart2coach. Nuestra empresa. Nuestro propósito. Smar2coach nos permitió, a través del coaching, ayudar a cientos de personas a mejorar sus vidas. Fue una forma de devolver al mundo todo lo que habíamos recibido.

Durante todo este tiempo hemos aprendido de cientos de historias personales, hemos conocido a personas maravillosas y sobre todo hemos evolucionado personal y profesionalmente.

Pero ¿sabes qué?

Que no era suficiente. Nuestra misión nos pedía llegar a más personas, ayudar más, poner al alcance de cualquier persona las herramientas, las técnicas y la formación que reciben nuestros clientes en los procesos de coaching.

Y así nació Instituto Motiva.

En este tiempo he descubierto que todo es perfecto. Nuestros éxitos son consecuencia de nuestros fracasos y que todos tenemos la libertad de escribir nuestra historia.

Estas dos historias son la ensencia de Instituto Motiva. Su misión, su propósito y su intención.

Es nuestra forma hacer un mundo mejor compartiendo toda nuestra experiencia y conocimientos.

Con Instituto Motiva queremos hacer llegar las herramientas, las técnicas, los métodos y la formación que han recibido nuestros clientes en sus procesos de desarrollo personal.

Queremos que personas como tú, que quieren mejorar su vida, puedan acceder a estos contenidos y lo hagan de una forma fácil, cercana y práctica.

Mil gracias por estar ahí y por formar parte de nuestra comunidad.

Nos despedimos con la frase que ha sido nuestro mantra en los últimos años:

SI TÚ QUIERES, TODO CAMBIA